• Valoración Funcional

2.1.- La Valoración Postural. Protocolo VAF Posture.


Después de realizar la valoración inicial en nuestros clientes y recabar gran cantidad de datos relativos a sus antecedentes deportivos o lesionales, sus hábitos de vida o su composición corporal, es el momento ideal para establecer qué valoraciones serían más aconsejables realizar a partir de este punto, y en qué orden, atendiendo a los objetivos pretendidos con el entrenamiento.

Tras años de analizar los distintos protocolos existentes para la valoración postural y realizar cientos de registros mediante un Excel, llegamos a la conclusión de que, actualmente, no existe ningún software que nos permita elaborar una valoración postural (ni, lamentablemente, otras valoraciones tan importantes para la salud e higiene postural del cliente como la valoración raquídea o el perfil de flexibilidad o las valoraciones artromusculares) con eficiencia, rigurosidad y emitiendo un informe profesional acorde a la importancia que presentan dichas pruebas.

Para nosotros, ésta es posiblemente la valoración más rápida e importante, junto con la valoración inicial o anamnesis, que debemos hacer inicialmente siempre y que menos tiempo o esfuerzo nos implica como profesionales. Nos aportará una visión general del cliente y nos ayudará a entender, prescribir u orientar nuestro trabajo, identificando anomalías estructurales (implican adaptaciones o desalineaciones óseas) o funcionales (causadas por desequilibrios musculares, por lo que suelen evolucionar favorablemente si se detectan a tiempo y se prescribe en consecuencia).

Por estos motivos, decidimos elaborar el protocolo VAF Posture y desarrollar un software que incluyese todas las herramientas de edición multimedia necesarias, obteniendo un informe profesional para entregar e implicar al cliente.

Vídeo 01. ¿Cómo usar el gestor multimedia de imágenes y vídeos #VAF?

El protocolo VAF Posture consiste en la realización de seis fotografías en los planos frontal y sagital, utilizando un trípode con nivel y un marco de calibración que nos permitan cuantificar cualquier asimetría a posteriori. Las imágenes a incluir son las siguientes:

1.- Plano Frontal Anterior Relajado (PFAR).

2.- Plano Frontal Anterior (PFA).

3.- Plano Frontal Posterior Relajado (PFPR).

4.- Plano Frontal Posterior (PFP).

5.- Plano Sagital Izquierdo (PSI).

6.- Plano Sagital Derecho (PSD).

Vídeo 02. Protocolo VAF Posture.

Plano Frontal Anterior y Posterior RELAJADO:

Las imágenes en los PFAR y PFPR no suelen incluirse en los protocolos posturales, no obstante, entendemos que son una fuente de información valiosa y no suponen un gran esfuerzo incluirlas en el informe. El cliente mantendrá una distancia entre pies y unas rotaciones atendiendo a la postura en la que se encuentre más cómodo en bipedestación, ya que así podremos observar cómo reparte el peso de forma habitual y, posteriormente, podremos cuantificar/observar valores como la rotación de cadera o los ejes de los pies.

Plano Frontal Anterior y Posterior:

Las imágenes en el PFA y PFP deben partir desde una posición simétrica de pies, indicándole al cliente que mantenga una rotación externa de unos 30 grados (15 grados para cada pie). Al igual que ocurre con las imágenes del PFAR y PFPR es un error muy común no partir de dicha simetría. El fin de esta valoración es encontrar las asimetrías del cliente por ello debemos partir siempre desde una posición lo más simétrica posible que evidencie los desequilibrios del plano frontal.

Imagen 01. Edición de las fotografías con el software VAF-inTECC.

Plano Sagital Izquierdo y Derecho:

Las imágenes en el PSI y PSD partirán con los pies paralelos, sin rotaciones y separados a la distancia de sus hombros. Al igual que ocurre con los otros planos, siempre buscaremos una posición inicial lo más simétrica posible.

Imagen 02. Análisis del Plano Frontal y Sagital con las 6 fotografías del Protocolo VAF-inTECC.

El protocolo VAF-inTECC se podría resumir en 3 pasos:

1.- Filmación de las seis fotografías o un vídeo (directamente desde el programa).

2.- Edición de las imágenes con el software en la pestaña multimedia, tanto del plano sagital y frontal como de las valoraciones analíticas de cada segmento.

3.- Señalar los hallazgos de asimetría o simetría en la valoración general de la plomada y en la valoración analítica de los segmentos, incluir las observaciones pertinentes y generar el informe en formato PDF.

Imagen 03. Ejemplo de la valoración analítica de los segmentos del Protocolo VAF-inTECC.

Sin lugar a dudas, incluir en nuestro quehacer profesional tanto la valoración inicial como la valoración postural nos aportará un plus como profesionales del ejercicio o la salud ya que podremos observar limitaciones o hábitos a erradicar de los clientes que de otra forma serían más difíciles o pasarían desapercibidos, elaborando un informe o registro de cada valoración en sólo cinco minutos y consiguiendo una mayor implicación del cliente con el objetivo compartido de la mejora constante de su salud y de su calidad de vida.

Tras detallar cómo realizamos las 6 fotografías del protocolo, en la siguiente entrada de Blog, profundizaremos en qué indicaciones y consejos debemos tener presentes para conseguir un informe profesional tanto de la valoración general de la plomada como de la valoración analítica de cada segmento corporal del cliente.

Un abrazo

Julián

#VAFPosture #VAF #ProtocoloVAFPosture #Postura