• Valoración Funcional

1.3.- Cineantropometría: el control de calidad


"Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre" esta famosa frase del físico William Thompson, resumida por Peter Drucker en "Lo que no se mide, no se puede mejorar" explica muy bien la filosofía de esta página... aprender a mejorar la calidad de vida de nuestros clientes y, evidentemente, aprender a medir/valorar.

Después de haber recopilado todos los datos posibles del cliente (anamnesis y wearables), "sólo" nos queda delimitar su punto de partida anatómico, fisiológico y biomecánico sobre el que aplicaremos nuestra prescripción de ejercicios.

Si queremos comprobar cómo de efectivos son nuestros programas de entrenamiento, o cómo de buenos somos, uno de los aspectos que tendremos que conocer será su porcentaje de Masa Grasa (MG) y su porcentaje de Masa Libre de Grasa (MLG) ¿Por qué?

1. Porque vivimos en el mundo del sobrepeso y la obesidad (sólo hay que ver las estadísticas mundiales para ponerse las manos en la cabeza aunque, sinceramente, también me frotaría las manos debido al amplio mercado laboral que tenemos delante y todo lo que podemos aportar a la sociedad)

2. Porque vivimos en el mundo del sedentarismo y la sedestación (la disminución de la actividad física y el ejercicio físico, el uso constante del ordenador o las nuevas tecnologías como medio de vida... ¡piénsalo! la mayoría, pasamos más tiempo en la silla que con nuestros familiares, compañeros y amigos) ¿No hay trabajo?

Esas dos formas de vida provocan un aumento de la Masa Grasa y un descenso del diámetro muscular (MLG). Sin entrar a valorar qué compone exactamente la MG y la MLG, simplificándolo en grasa y músculo, todos los profesionales tenemos bien asumido que revertir dicho aumento y descenso es sinónimo de salud y calidad de vida.

¿Qué es la cineantropometría y cómo puedo cuantificarla?

La cineantropometría es "la disciplina que estudia el cuerpo humano mediante medidas y evaluaciones de su tamaño, forma, proporcionalidad, composición, maduración biológica y funciones corporales", es decir, la estructura, composición y función del cuerpo.

¿Con qué herramientas puedo cuantificar los porcentajes de MG y MLG (o masa magra)?

1.- Mediante técnicas muy precisas, fiables y caras que no están al alcance de cualquiera (DEXA, TAC, RMN).

2.- Mediante la antropometría (mediciones básicas, pliegues, perímetros y diámetros).

3.- Mediante la bioimpedancia (BIA) o la Impedancia Eléctrica Muscular (IEM).

Teniendo presente que lo más fiable y preciso rara vez estará al alcance del usuario final a nivel económico, por lo que tendremos que adaptarnos y elegir bien nuestras herramientas de medición, vamos a explicar a continuación los pros y contras de cada una de ellas, sus precios y posibles utilidades.

La Antropometría

Es una serie de mediciones técnicas sistematizadas que nos expresan cuantitativamente las dimensiones y composición del cuerpo humano, siendo la técnica más utilizada en la actualidad (y con mayor número de publicaciones y aceptación en la literatura científica).

La medición antropométrica requiere de cierta experiencia y técnica en el manejo de los instrumentos y en sus mediciones, por ello, necesita una especialización curricular específica en esta área, destacando La Sociedad Internacional para el Avance de la Cineantropometría (ISAK) y el Grupo Español de Cineantropometría (GREC) como entidades con mayor reconocimiento internacional.

Las herramientas e instrumentos de medición más utilizados, delimitando los valores de precisión recomendados para cada uno de ellos son:

1. Tallímetro de pared o estadiómetro: precisión mínima de 1mm.

2. Cinta métrica corporal o antropométrica: precisión mínima de 1mm.

3. Báscula con precisión mínima de 100g.

4. Medidores de pliegues cutáneos (gran variedad atendiendo al precio, por lo que es recomendable que su precisión mínima sea de 0,2mm o inferior).

5. Paquímetros de medición ósea: precisión mínima de 1mm.

6. Antropómetros o compás óseo: precisión mínima de 1mm.

Sin lugar a dudas, la antropometría es la mejor opción, siempre que no tengamos acceso a herramientas más sofisticadas y precisas, aunque requiere de una especialización curricular y cierta práctica.

Básicamente, entendemos que existen tres tipos de plicómetros:

1. Los plicómetros que sólo sirven para practicar o familiarizarnos con su uso, ya que que tienen un error de medida superior a 2mm, aunque un coste inferior a 30 euros (ejemplo 1, ejemplo 2, ejemplo 3...).

2. Los plicómetros que tiene un error inferior o igual a 2mm (siempre recomendamos éste o éste).

3. El plicómetro más fiable y cuyo precio, evidentemente, también es top... Harpenden

¿Cómo podríamos iniciarnos en la materia?

En primer lugar, debo agradecer a profesionales como el Dr. Francisco Esparza o a la increíble labor divulgativa del Dr. Fernando Alacid como referentes en la materia por ilustrarnos y compartir publicaciones, vídeos... sobre la forma de proceder y su relevancia para los profesionales de la salud.

1. Comprar el Kit de antropometría (plicómetro, cinta métrica y paquímetro), por ejemplo éste.

2. Descargar la ficha de valoración antropométrica gratuita del GREC - ISAK para anotar las mediciones.

3. Revisar los vídeos del protocolo de exploración y demarcación o medida (ver aquí).

4. Practicar y practicar (por supuesto... obtener el certificado ISAK nivel I sería muy recomendable y necesario si tenemos intención de incluir las mediciones antropométricas en nuestra práctica profesional, aunque podemos empezar desde ya a controlar la composición de nuestros clientes ya que todo lo necesario está al alcance de cualquiera... "sólo" falta un poquito de motivación y querer hacerlo).

La Bioimpedancia y la Impedancia Eléctrica Muscular

Por otro lado, tenemos el uso de las básculas de bioimpedancia (BIA) o los nuevos dispositivos de Impedancia Eléctrica Muscular (IEM). Ambos sistemas se fundamentan en la capacidad o resistencia (impedancia) de los diferentes tejidos para conducir la corriente eléctrica, alterna e imperceptible, de pequeña intensidad y media-alta frecuencia a través del cuerpo, midiendo la caída del voltaje.

- Presenta una ventaja muy importante con respecto a los medidores de pliegues cutáneos, ya que de forma muy rápida podemos obtener los siguientes datos del sujeto: porcentaje de grasa (%), Masa Grasa MG (kg), Masa Libre de Grasa MLG (kg), Masa Ósea MO (kg), Masa Residual MR (kg), Masa de la Piel MP (kg) o Agua Corporal Total ACT (%). Encontramos básculas como la Tanita BC601 que nos permite diferenciar entre miembro inferior, superior y tronco (no tendría sentido comprar una báscula de bioimpedancia que no haga esta segmentación).

- Tienen una limitación importante ya que hay que respetar fielmente los protocolos de medición y mantener controlado siempre el componente hídrico del cliente, lo cual es muy complejo en ocasiones (especialmente en personas que presenten de por sí una alteración constante a nivel hídrico... quizás, por eso se las "demoniza" con tanta frecuencia).

En los Bioimpedanciómetros, al igual que con los medidores de pliegues cutáneos, encontraremos una gran variedad, por ello tendremos presentes los siguientes criterios de precisión:

- Monofrecuencia: a 50KHz (la frecuencia más utilizada).

- Multifrecuencia: de 1 a 500KHz, los cuales permiten estudios más completos.

¿Impedancia Eléctrica Muscular?

Y por si tuviésemos pocas opciones... aparecen los nuevos dispositivos de bioimpedancia que permiten obtener los porcentajes de hasta 24 grupos musculares de forma analítica y, además, presentan un precio inferior a las básculas de bioimpedancia tradicionales, siendo su uso mucho más "llamativo" para el cliente (ver Skulpt).

Este analizador portátil de la composición corporal y de la calidad muscular (MQ-Muscle Quality) en su modelo Aim (existen un modelo previo denominado Chisel) nos permite conectarlo a nuestros dispositivos móviles mediante la tecnología Bluetooth y cuantificar la composición corporal del sujeto de forma rápida con 3 mediciones o, de forma global y completa, mediante sus 24 mediciones (12 grupos musculares a cada lado).

Software VAF

Algo que no puede faltar en la valoración inicial de un cliente es conocer su composición corporal para cuantificar el impacto de nuestra prescripción en los entrenados. Dicho ésto, y tras analizar la literatura lo que nunca puede faltar a nivel profesional es la medición antropométrica, generando un informe específico para cada cliente (practicar, practicar y practicar).

En nuestro software VAF desarrollamos una sección denominada VAF Body en la que se permite el registro antropométrico y, también, mediante el dispositivo Skulpt ya que, pese a las limitaciones que tiene o pueda tener este último, es una forma muy sencilla de poder controlar e implicar periódicamente a nuestros clientes (sólo hay que indicarles que se descarguen la aplicación en su teléfono y regularmente que nos manden el archivo csv con todas sus medidas, quedando registradas automáticamente en el software).

¿Y el futuro?

Para nosotros... el futuro pasa por poder tener la composición corporal del cliente de la forma más rápida y fiable-precisa posible, generando un informe de cada valoración realizada... por eso, o con esa finalidad, creamos VAF-inTECC.

LA VALORACIÓN INICIAL DEL CLIENTE =

ANAMNESIS + WEARABLES + CINEANTROPOMETRÍA

"Lo primero es que lo primero sea siempre lo primero"

PD. Sin hacer previamente todo ésto... ¿Cómo podemos decir que individualizamos el entrenamiento? ¿Con qué criterio mandamos el trabajo complementario del cliente?

¿Cómo podemos demostrar que ha mejorado su porcentaje de MLG o su MG?

Un abrazo

Julián

PD. Próximo VAF-BLOG... La Valoración Postural.

6 fotos de nuestro cliente que darán para horas y horas de trabajo :)

Vídeo 01. La gestión de clientes con el software VAF-inTECC.

#Anamnesis #ValoraciónInicial #Wearables #Dispositivoselectrónicos #VAF #cineantropometría #Antropometría #Pliegues #ISAK #GREC #Skulpt #VAFBody